El éxito profesional en 5 pasos imprescindibles

A la hora de valorar a un profesional con éxito, en la mayoría de los casos no es suficiente con limitarse a analizar su último logro, sino que, es primordial observar una trayectoria curricular para evaluar los objetivos alcanzados.

Hay autores que señalan 10 pasos para tener éxito profesional:

  1. Definir propósitos.
  2. Trazar objetivos.
  3. Dimensionar el proyecto (presupuestar numéricamente).
  4. Delimitar fechas (estructurar).
  5. Visualizar el éxito.
  6. Ser Optimista.
  7. No rendirse.
  8. Ser competitivo.
  9. Sentir cerca tus metas y objetivos.
  10. Continuar buscando el éxito.

Otros autores, como Manuel Trincado, señalan 5 factores de éxito en la empresa: 1) Ser los primeros en hacer algo (ventaja decisiva). 2) Asumir riesgos. 3) Voluntad y motivación. 4) Detectar y aprovechar las oportunidades que presenta el mercado (situación del segmento de mercado). Y por último, 5) Creatividad.

El escritor científico Eduard Punset señala, a través de seis pistas, cómo se alcanza el éxito:

  1. La primera pista para tener éxito es quererlo, y fijarse objetivos es imprescindible.
  2. Unidad de tiempo (“deep time”, las prisas son malas compañeras del éxito no tanto porque no dan tiempo para pensar, sino, simplemente, porque causan stress).
  3. Compartir ideas.
  4. Vocación, y gusto (“enamorarse” del proyecto).
  5. Persistir en el empeño (“las ideas brillantes requieren tiempo para tener éxito”).
  6. Probar, y hacer cosas nuevas.

En la práctica, para definir este proceso del éxito, podemos tomar como ejemplo o referente concreto a un directivo, en este caso, Javier Carro González, que, con gran esfuerzo, ha trazado cinco pasos imprescindibles como claves de éxito profesional:

1) Educación superior
La base de todo éxito profesional se encuentra en el mismo principio del aprendizaje y la formación, en este caso, educación superior universitaria.
Javier Carro, Doctor, licenciado en Derecho, y licenciado en Administración-Dirección de Empresas, también obtuvo una diplomatura en Empresariales, por la Universidad de Santiago de Compostela. A estos estudios hay sumar su experiencia internacional en diversos postgrados en la prestigiosa LSE (London School of Economics), así como, también diversas estancias en las “top” Universidad de Chicago y Wharton School (University of Pennsylvania).

2) Formación especializada
Si sobre la educación las bases de estudios universitarios y en otros países son imprescindibles, no es menos importante la especialización en el conocimiento adquirido.
Javier Carro, posteriormente, cursó y se graduó en un PDG (Programa de Dirección General) impartido por el IESE (Universidad de Navarra).
Este directivo multidisciplinar también ha asistido a toda clase de seminarios jurídicos y económicos, así como cursado estudios de Doctor en España y en Portugal.
Por último, la formación especializada no tendría sentido sin una práctica de la misma como docente, de igual forma que Javier Carro ha desempeñado como profesor en distintas universidades y escuelas de negocio.

3) Cargos de responsabilidad
El ascenso en una carrera profesional es necesario para llegar al éxito. No obstante, lo importante no es alcanzar esa posición en la empresa, sino afrontar los retos que requieren una gran responsabilidad y hacerlo con resultados positivos y satisfactorios.
Entre estos cargos de responsabilidad que podríamos identificar en la figura de Javier Carro destaca su posición como directivo en Banco Santander, Presidente en la Comisión de Docencia de la Universidad Autónoma, Director General en el Hospital Universitario “Puerta de Hierro” de Madrid, o también como Presidente y asesor de otras Fundaciones e Instituciones de reconocido prestigio.
Javier Carro, además, destaca por su expertise en proyectos de colaboración público-privada PPPs (Public-Private Parterships) o sea, todo un referente experto internacional en los demandados modelos anglosajones Public-Private Partneship (PPP) y Private Finance Iniciative (PFI).

 

4) Reconocimiento público
De los logros alcanzados en esos cargos de responsabilidad deriva el posterior reconocimiento público, que es la constatación del éxito profesional.
Javier Carro lo obtuvo en varias ocasiones como cuando recibió el Premio “Albarelo” del Colegio de Farmacéuticos, o cuando le otorgaron el Premio Orden Civil del Ministerio de Sanidad (“Cruz Isabel La Católica”). Brillante trayectoria profesional en diversas etapas, entre ellas, la coordinación para salvar cientos de vidas durante el atentado terrorista del 11-M en Madrid, en su cargo de Director General del Hospital “Puerta de Hierro”, así como en otras situaciones complejas que ha resuelto.

5) Aportación personal
Por último, el éxito profesional requiere, como en muchas otras cosas en la vida, la aportación personal. No todo es recibir, también hay que ofrecer, en este caso conocimiento.
Javier Carro ha sido profesor en distintas universidades y escuelas de negocio, donde ha podido impartir desde su propia experiencia lo que ha aprendido.
Por su experiencia y amplia formación en el Reino Unido, fue uno de los cerebros del macro-proyecto de los 8 nuevos Hospitales de Madrid, y el responsable de que el Hospital de Majadahonda mantenga el nombre del prestigioso Hospital de “Puerta de Hierro”. Dentro de esta brillante trayectoria, Javier Carro es un referente para Fondos de Inversión de los cinco continentes avalado por prestigiosos “headhunters” internacionales. A esta experiencia profesional se le debe reconocer el éxito obtenido por convertirse en un reconocido gestor y “opinion leader”, todo un referente en el sector.

Quizás, por lo expuesto, Javier Carro es el mejor exponente de lo que en su momento mencionó Steve Jobs: «Estoy convencido que la mitad de lo que separa a los emprendedores con éxito y los que no tienen éxito es la pura perseverancia».